GAF

DIEGO LAINEZ

Español, nacido en 1512 en Almazán (Soria). Fue General entre 1558-1565.

 

Diego Laínez ejerció de vicario general a la muerte de Ignacio y hasta la celebración de la I Congregación General convocada para elegir nuevo general y aprobar las Constituciones. Laínez fue elegido en el primer escrutinio. Pero a la hora de aprobar las Constituciones se modificaron, por voluntad del Papa, en dos puntos esenciales: el generalato de solo tres años (y no vitalicio, como había prescrito Ignacio) y la introducción del coro en la CJ, según la práctica de otras órdenes religiosas. Pero la ejecución de este mandato no duraría mucho (1559-1565); fue suspendido por orden de Pío IV.
El Generalato de Laínez es considerado como uno de los más positivos para el desarrollo de la CJ en lo que concierne a la actividad ministerial en su conjunto. El impulso que dio a los centros educativos trasladó el eje de los ministerios jesuitas de las residencias a los colegios. Hubo numerosas peticiones de fundación de colegios de muchos países. También las misiones ocuparon un lugar principal.
A él se debe la instauración de seis nuevas provincias. Por su influencia, la CJ fue readmitida en Francia y se abrieron las puertas de Polonia. Laínez se valió de su presencia en el concilio de Trento para defender a lo largo y a lo ancho el nombre de la CJ ante aquella numerosa asamblea. Y, lo que es más importante, a Laínez se debe sobre todo, la fama de doctrina y prestigio de que gozó la CJ ante papas y cardenales. Su generalato estuvo limitado en el tiempo, no tuvo por tanto la posibilidad de trazar amplios programas.
Laínez tiene el mérito de haber dejado a sus sucesores una CJ íntegra en su espíritu.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: